Sobre las setas. Normas y recomendaciones

¿QUÉ ES UN HONGO?

El verdadero hongo está oculto, normalmente bajo el suelo. Lo constituyen una multitud de filamentos, llamados hifas, que se ramifican y entrelazan formando una red complicada, unas veces diminuta y otras veces de grandes dimensiones. Esta red recibe el nombre de micelio y por lo general sobrevive durante varios años.

Silas condiciones ambientales (temperaturas, humedad…) son las adecuadas, el micelio fructifica. Entonces es cuando aparecen las setas.

Las setas, por tanto, son el fruto del hongo de la misma manera que las manzanas son el fruto del árbol llamado manzano.

Pisotear en exceso, rastrillar, escarbar o remover la tierra son prácticas que destruyen los micelios.

 

ECOLOGÍA DE LOS HONGOS

Los hongos no son independientes del entorno ecológico donde se desarrollan. Buscan su alimento formando parte de una cadena compuesta junto con otros seres vivos.

Hongos saprófitos: se alimentan de materias muertas o en descomposición. Los productos resultantes se asimilan fácilmente por las plantas. Estos hongos, barrenderos del bosque, son abundantes y muy beneficiosos.

Hongos parásitos: viven a costa de otros seres vivos, y les provocan enfermedades, incluso la muerte. La parte positiva es que contribuyen a sanear los bosques eliminando los árboles más viejos o débiles.

Hongos simbióticos: se asocian, en mutuo beneficio, con plantas superiores a través se la unión del micelio y las raíces, formando micorrizas. Está comprobado que su presencia mejora el desarrollo de los bosques.

NORMAS BÁSICAS PARA LA RECOGIDA Y EL CONSUMO DE LAS SETAS

    1. Rastrillar, escarbar o remover la tierra está prohibido. Estas prácticas dañan el micelio y reducen el crecimiento de los hongos en las temporadas siguientes. Sucede lo mismo cuando, por pisoteo excesivo, se compacta la tierra del suelo.

 

    1. Los ejemplares muy jóvenes o muy maduros no deben recolectarse. Los primeros además de tener escasa carne pueden originar confusiones. Los segundos serán indigestos y es mejor dejarlos soltar más esporas. Después de la recogida, es buena práctica cubrir los restos para proteger el micelio y evitar que se deteriore.

 

    1. El transporte es preferible realizarlo en cesta y no en bolsa de plástico, la transpiración favorece la conservación. Si se puede, es mejor no lavar las setas, pierden sabor y aroma. Se deben limpiar en el lugar de la recogida, con un pincel  y… paciencia, llevando así las setas recolectadas en la cesta ya limpias. Luego en casa terminaremos la limpieza con un paño húmedo sin dejarlo para el día siguiente.

 

    1. Antes de consumir los ejemplares recogidos es preciso identificarlos correctamente, revisando todos ellos.Un ejemplar equivocado podría ser mortal. Las setas nacidas en zonas contaminadas, -cunetas, fábricas, estercoleros…- no se deben recolectar ya que los hongos tienen una gran capacidad para absorber los elementos tóxicos del entorno.

 

    1. Hay que respetar las especies desconocidas. Es un error destruirlas, aunque se las identifique como venenosas. Todos los hongos desempeñan un papel muy importante en la naturaleza. Y si se recogen ejemplares para su estudio, deben seleccionarse dos o tres, sin mezclarlos con potras setas comestibles.

 

    1. A pesar de la variedad de sabores y aromas que ofrecen, no debe olvidarse que las setas comestibles para muchas personas son indigestas. El consumo de setas cultivadas evita daños al medio ambiente y riesgos para la salud.

 

El buscador de setas responsable, además de respetar las normas del buen comportamiento en el bosque, procura divulgarlas. Un bosque no solo está formado por sus árboles. Existe una relación entre las plantas y los demás seres vivos, entre ellos los hongos y el hombre, que se traduce en una recíproca dependencia, vital para ellos.

 

¿Qué hacer si hay síntomas o sospechas de envenenamiento, máxime si éstos aparecen a partir de 6 horas después de la ingestión? Acudir inmediatamente a URGENCIAS de un gran hospital y solicitar la presencia de un micólogo. Llevar ejemplares que guardó en el frigorífico. En su defecto, restos que haya en la basura y en ausencia de ambos, muestras de vómitos en un recipiente. Una vez en el hospital, solicite la presencia de un micólogo.

En caso de intoxicación:

Hospital Virgen de la Salud. Toledo 
Dirección: Av. de Barber, 30, 45004 Toledo
Teléfono 925 26 92 00

Hospital General Nuestra Señora del Prado. Talavera de la Reina
Carretera de Madrid, Km. 114, 45600 Talavera de la Reina, Toledo
Teléfono 925 80 36 00

Instituto Nacional de Toxicología: 91 562 04 20.

 

Os recordamos nuestra actividad micológica del 2019:
"Jornada etnobotánica / micológica: Las Setas y los frutos de otoño", impartido por Juan Plantas el próximo 16 de noviembre en Hontanar (Toledo).

No hay comentarios

Agregar comentario