Una Princesa en apuros

¿Qué pasaría si Cenicienta viviera en un mundo afectado por el cambio climático?

Una propuesta pedagógica sencilla e interesante para trabajar el medioambiente con los más pequeños.

Una princesa en apuros es un corto de animación de casi 5 minutos de duración, sobre la problemática del cambio climático y el calentamiento global representado por medio de un cuento para niñas y niños. Ha sido realizado a través de un proyecto de FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales) y con el apoyo la Embajada Británica en Argentina.

Uno de los grandes problemas que tenemos en la actualidad es el calentamiento global y la progresiva destrucción de la naturaleza. Por ello resulta urgente que eduquemos a las futuras generaciones con el fin de paliar y parar esta masiva destrucción. Pero explicar ciertos conceptos a los niños resulta un tanto difícil, sobre todo cuando aún son muy pequeños.

De esta forma nos hemos encontrado con pequeñas, o grandes, joyas literarias, del cine o de la música con las que enseñar a nuestros niños, de una forma lúdica y divertida, comportamientos solidarios, el valor de la paciencia o, como es el caso de hoy, la necesidad de cuidar de nuestro planeta. Al menos esto es lo que nos enseña este cortometraje de animación titulado «Una princesa en apuros».

«Una princesa en apuros» nos cuenta la historia de una doncella llamada Adelaida que un día recibe una invitación para ir a la fiesta que ha organizado el príncipe. Pero esta chica vive en un mundo descuidado y muy sucio. Como hay escasez de agua no pueden limpiar bien y tiene la ropa sucia y no puede lavarse el pelo. Todo a su alrededor es miseria y dejadez. Pero ella está empeñada en acudir a su cita con el príncipe, no puede perder la oportunidad de convertirse en una verdadera princesa. Está intentando llamar a alguna hada madrina, pero es tal la devastación del planeta que no pueden prestarle su ayuda.

Como en todos los cuentos, al final conseguiremos entender que si no somos capaces de cuidar a la naturaleza tendremos que lamentar demasiadas cosas. Se trata de un divertido cuento infantil cuyo guión e ilustraciones pertenecen a la artista argentina Isol Misenta.

Fuente: CENEAM y ElBlogInfantil

No hay comentarios

Agregar comentario